Los preciosos mercados navideños de Baviera, en Alemania

Actualizado: may 13

Conforme se va acercando la Navidad siempre nos entra cierta morriña de nuestra época viviendo en Alemania, especialmente en la zona de Baviera, donde el periodo previo a la festividad religiosa se vive de forma muy especial en todas las ciudades, que se engalanan con sus famosos mercados navideños o Weihnachtsmarkt.


Anna en uno de los puestos del mercado navideño de Nürnberg

Estos mercados, de cuya existencia se tiene constancia por primera vez en el siglo XV, cuando se empezó a celebrar el Striezelmarkt de Dresden, la capital del estado de Sajonia, forman parte de la vida de los habitantes de casi cualquier población alemana a lo largo del periodo de adviento.


Pese a que ya los conocíamos, en invierno de 2013 decidimos realizar un viaje temático de mercados navideños que nos llevó a recorrer algunas de las más importantes ciudades de Baviera y disfrutar de este evento que llena Alemania de puestos de comida, bebida y adornos navideños.


NÜRNBERG


Entre todos los mercados de Baviera, uno de los más bonitos y conocidos es el que se organiza en en el corazón de Nürnberg, la ciudad más importante de la región de Franconia. Con más de cuatro siglos de antigüedad, este mercado tiene lugar en la plaza Hauptmarkt y es conocido en alemán como Nürnberger Christkindlesmarkt. Es increíble ver la cantidad de puestos de adornos, comida o vino caliente (glühwein) en los que se agolpan centenares de personas pese al frío habitual en esta época del año. De hecho, llevar un vaso de glühwein calentándote las manos es la mejor opción para recorrer todos los rincones de este maravilloso evento en busca del adorno perfecto para decorar tu árbol navideño.


Nürnberg se viste de gala para recibir el adviento

Nosotros quisimos aprovechar la visita a Nürnberg para hacer nuestra ruta habitual por la ciudad y recordar los puntos de mayor interés. Nos encanta iniciar el recorrido entrando en la ciudad antigua desde la estación de trenes, por Frauentorturm, para caminar a través de Königstraße, entre edificios reconstruidos tras la destrucción de la II Guerra Mundial. La primera parada importante la solemos hacer en Lorenzkirche, una plaza dominada por una bonita iglesia donde siempre hay puestos en los que comprar algo de fruta o dulces.


Continuamos la ruta con una nueva parada en Museumsbrücke, un precioso puente con vistas a Spital, un antiguo hospital convertido actualmente en restaurante. Este puente desemboca prácticamente en Hauptmarkt, la plaza en la que se ubica el mercado. Allí es casi una obligación detenerse frente a la fuente Schönner Brunnen, en la que nunca está de más girar los aros de latón, ya que se dice que este sencillo gesto trae buena suerte. Nosotros, por si acaso, siempre cumplimos con la tradición.


El Museumsbrücke es uno de nuestros puntos favoritos de Nürnberg

Llegados a este punto llega el dilema entre subir a lo alto del castillo o no. Pese a la pendiente que nos inhibe de subir, siempre tratamos de caminar hasta este privilegiado punto elevado sobre la ciudad antigua de Nürnberg, arriba de una colina, para posteriormente bajar a la plaza en la que se encuentra la casa del pintor Alberto Durero y concluir la vuelta bordeando la muralla y las distintas torres que flanquean esta zona de la ciudad, tratando de cruzar cuantos más puentes sobre el río Pegnitz mejor, ya que son todos preciosos. Cerramos el recorrido circular saliendo de la ciudad por Weißer Turm.


Si se dispone de más tiempo en Nürnberg, el DokuZentrum puede ser una alternativa muy interesante para informarse de manera profunda sobre la Alemania nazi y los proyectos que les quedaron a medio construir en esta ciudad bávara. Lo mejor de este museo es que, un edificio ideado inicialmente para ensalzar la ideología nacionalsocialista, se ha convertido en un lugar para recordar los errores que nunca se deberían volver a cometer. Un ejemplo que, bajo nuestro punto de vista, sería ideal copiar en otros lugares de Europa de la misma índole.


MÜNCHEN


Neues Rathaus, Marienplatz, München

Otra ciudad que visitamos en esta ruta por la región más grande de Alemania fue München. Tanto en el interior como en el exterior del Neues Rathaus encontramos puestos navideños del Weihnachtsmarkt más importante de la capital de Baviera. Todos ellos iluminados por el gigantesco árbol adornado con luces que domina Marienplatz, la plaza a la que llegamos tras atravesar Karlstor y caminar por Neuhauserstraße.


Una vez concluimos que habíamos pasado suficiente tiempo dedicado a los adornos y el glühwein, y tras una breve visita al Virtualienmarkt, un bonito y céntrico mercado, comenzamos nuestro paseo favorito por München desde Marienplatz hasta Odeonsplatz pasando por la Ópera en Max-Joseph-Platz y terminando con una visita al Hofgarten o a Residenz, donde se sitúa otro de los mercados navideños con más encanto.


Gracias a nuestros anfitriones en Munich descubrimos Drückebergergasse, justo antes de llegar a Odeonsplatz. Allí, unos cuantos adoquines pintados en dorado homenajean a todos aquellos valientes que cruzaban al otro lado de la calle por este estrecho callejón para evitar realizar el saludo nazi al pasar frente un enorme estandarte situado en la plaza.


Cualquier visita a München merece una parada en el Fünf Höfe

Por supuesto, a mitad camino hicimos una parada en la cervecería más famosa de la ciudad, Hofbrauhaus, para comernos un codillo y bebernos un par de biermaß. Y es que éste es nuestro plato favorito de la cocina alemana. Para los amantes del codillo, el restaurante Haxnbauer es también una excelente opción, incluso más completa en cuanto a los diferentes tipos de carne que ofrecen.


Como siempre en nuestros viajes, pese a que se salía un poco de nuestro objetivo inicial, siempre acabamos en contacto con la arquitectura moderna. Y es que muy cerca de Marienplatz hay un lugar donde se puede disfrutar gratamente de esta disciplina, como por ejemplo la galería comercial Fünf Höfe, de los arquitectos suizos Herzog & de Meuron, donde comparten habitáculo espacios culturales, comerciales y restaurantes. Un edificio antiguo rediseñado para albergar un gran espacio interior moderno, lleno de luz, naturaleza y de pequeños rincones que te vas encontrando al recorrer los cinco patios, cada uno con un estilo propio. Solo por contemplar el jardín vertical que encontramos en el hall principal ya merece la pena la visita. Ellos también son autores del estadio Allianz Arena, casa del FC Bayern München y cuyo tour guiado hará las delicias de los más futboleros.


Pero si hay un lugar en la capital bávara en que nos perdemos siempre que podemos, este es el Englischer Garten, un enorme parque situado a orillas del río Isar. Aunque quizá no sea el invierno la mejor época para explorarlo, cualquier estación del año te descubre nuevos matices de este precioso y extenso parque urbano. Y si tienes la suerte de acudir en un día soleado, nada mejor que beber una cerveza en el Biergarten de la Chinesischer Turm o pagoda china que gobierna el centro del parque.


REGENSBURG


Krampuslauf en Regensburg

Por último, visitamos la ciudad de Regensburg, la que más recuerdos nos trae tras un año viviendo en ella. Si quieres descubrir a fondo esta preciosa población a orillas del río Danubio, pincha en el link.


Allí nos acercamos al mercado navideño de la céntrica Neupfarrplatz, donde bajo la nieve que nos estaba cayendo pudimos ver la Krampuslauf, una cabalgata un poco aterradora en la que se escenifica la aparición de Krampus, un monstruo clásico del folclore de los países alpinos cuya misión es llevarse en un saco a los niños que no se han portado bien durante el año.


En un primer momento nos pareció algo escalofriante, pero cuando vimos las caras de los más pequeños, entre asustados y emocionados, entendimos que casi cualquier cultura tiene este tipo de personajes, "ideado" por padres y madres desesperadas para controlar a sus traviesos hij@s y conseguir que se comporten "adecuadamente".


Tras esta experiencia chocante pusimos rumbo hacia St. Emmeram, una antigua abadía que actualmente alberga el palacio de los Thurn und Taxis. Esta familia aristócrata alemana organiza cada año el más encantador de los mercados navideños de Ratisbona. Aunque la entrada cuesta algo de dinero, realmente vale la pena pagar y disfrutar del Romantischer Weihnachtsmarkt, descubrir el palacio desde un punto de vista muy diferente, e incluso escuchar a los músicos que, cada cierto tiempo, se asoman al balcón para amenizar a los visitantes que allí se reúnen.


El Romantischer Weihnachtsmarkt es el más bonito mercado navideño de Regensburg

Un buen momento para disfrutar al máximo de esta experiencia es la noche, ya que la iluminación navideña da un aire mucho más evocador a este espacio en el que también se pueden encontrar algunos puestos de comida y, como no, de glühwein bien calentito.


Para concluir merece la pena, como en cualquier visita a esta ciudad, recorrer los callejones del centro, acercarse a su maravillosa catedral y admirar el árbol navideño que se sitúa frente al Ayuntamiento, muy cerca del Lucrezia Markt, el mercado que se monta en Haidplatz, una de las plazas más bonitas de Regensburg.


Sin duda, cualquier época del año o cualquier excusa nos parece buena para escaparse a Baviera, sobretodo cuando tienes tantos recuerdos y gente a la que visitar allí. Pero es el periodo previo a las fiestas navideñas uno de los momentos en los que sus pueblos y ciudades lucen con mayor esplendor y muestran algunas de sus tradiciones más arraigadas.


A continuación os dejamos un mapa para disfrutar de una visita navideña a estas tres poblaciones de Baviera.


Descubre en el link algunos libros que recomendamos leer sobre Alemania.

Si te ha gustado el post, te invitamos a que lo compartas en tus redes sociales o nos dejes un comentario más abajo.

Como siempre, en Girando la Brújula confiamos en el

seguro de viaje de Mondo

Consigue un 5% de descuento en el siguiente link


#Baviera #Alemania #Europa #Ciudad #Navidad

666 vistas

ÚNETE A GIRANDO LA BRÚJULA Y TE ENVIAMOS GRATIS NUESTRA GUÍA PARA ORGANIZAR UN VIAJE